Como empresa dedicada a brindar soluciones integrales en el mantenimiento de componentes y estructuras metálicas que pueden estar afectadas por la corrosión, en Vigra utilizamos el chorro abrasivo, así como otros muchos métodos para realizar una limpieza profunda y eficaz de la superficie sobre la que realizaremos la intervención como fase inicial y crucial para lograr unos excelentes resultados, ya que estos son un firme compromiso de nuestra compañía con cada cliente que nos solicita nuestros servicios.

Como primer paso en cualquier proceso de recubrimiento, la limpieza abrasiva es una de las técnicas que utilizamos para la preparación de la superficie previa a la aplicación del sistema de protección más adecuado, pero trabajamos varios métodos con el fin de adaptarnos a cada caso concreto, como la limpieza abrasiva por fuerza centrífuga, el chorro de agua con inyección de arena, la limpieza con abrasiva húmeda y la limpieza abrasiva seca, todas ellas consisten en la proyección de una concentración de partículas abrasivas pequeñas que consiguen quitar el óxido, calamina e incluso otros contaminantes, además de lograr una rugosidad de la superficie que favorece la adhesión.

La técnica de limpieza mediante un chorro abrasivo mejora notablemente los resultados

En Vigra proponemos el metalizado de las superficies de acero para dotarlas de una mayor protección, que le brinde una gran durabilidad, ya que esta técnica consiste en la proyección de zinc, aluminio y una mezcla de ambos, fundidos para que se adhiera a dicha superficie perfectamente, dando como resultado una capa rugosa de metalizado. Esta es una técnica muy utilizada en sectores relacionados con la alta tecnología, como aeronáutico, eólico, aeroespacial, plataformas petrolíferas, etcétera.

Asimismo, en Vigra también atendemos las necesidades del sector alimentario con fibra de vidrio, limpieza a vapor, sodablasting y water jetting (100 – 3.000 bar).

¿Necesitas más información sobre chorro abrasivo? ¡Consúltenos!